¿Cómo es ser joven en Trelleborg?

Hola! Me llamo Eva (Ebba en sueco) y soy una chica que vive en el municipio de Trelleborg. Vivo en Smygehamn que está a quince minutos de la ciudad Trelleborg. En el futuro, quiero trabajar con algo que incluya la medicina. Quizá como un veterinario o un doctor….no sé, pero todavía quedan algunos años.

Tengo ojos verdes con anillos azules alrededor. Soy bastante baja y más pequeña que la mayoría. Tengo pelo moreno y largo hasta los hombros. Tengo frenos en los dientes y usualmente me llevo un par de pantalones vaqueros y un camiseta o jersey.

Durante la semana me levanto a las seis y prepárate para el colegio. Primero hago la cama y lavarme la cara y manos. A las seis de media desayuno y me pongo la ropa. Me ducho en la noche y no me maquillo mucho así que, después del desayuno me cepillo los dientes y pelo y me voy. Mi rutina de la mañana es simple y rápido.

Mi colegio se llama Liljeborgsskolan y voy en el último año aquí. No sé a qué colegio quiero ir después de esto, ¿pero por qué no quedarse?. Trelleborg es una ciudad muy tranquila y eso me gusta. Pero eso yo entreno gimnasia en Smygehamn en mi tiempo libre.  

Durante la semana voy al colegio, estudio y entreno gimnasia. No soy una persona social sino que me gusta estar sola o con un amigo. Soy una solitaria. En mi tiempo libre me gusta leer. Mi libros favoritos son los de fantasía o ciencia ficción pero me gustan libros de detectives también. Yo no sólo entreno gimnasia, también soy entrenadora de pequeños gimnastas.

Durante el fin de semana quizás tengo trato sólo con mi familia pero puede ser divertido  tomar el autobús a Trelleborg y tener trato con mis amigas en Espresso House o mirar un película en el cinematógrafo. Uno también puede comer comida, por ejemplo comida india, china o tailandesa pero comida regular sueca  también.

En el centro de Trelleborg tenemos un centro comercial cubierto que se llama Valen. Valen tiene muchas tiendas diferentes pero no es demasiado grande, lo que es bueno.

El cinematógrafo se llama Grand Biograf y es bastante pequeño y sólo tiene dos salones. Uno es más grande y tienen espectáculos de danza y a veces obras de teatro y el en el segundo sólo muestran películas. Tienen un sitio en la web donde se puede ver qué películas van durante la semana. Mi amiga Ida y yo usualmente vamos a ver las nuevas películas de Marvel.

Espresso House es un café en Trelleborg y está en frente de Valen. Tienen muchos dulces diferentes y muchas bebidas diferentes también. Tienen un ambiente muy acogedor y es perfecto después un día en la ciudad con tus amigos. Mis amigos y yo solemos ir a hablar y simplemente relajarnos después un día duro en la escuela.  

A casi 15 minutos al este de la estación central en Trelleborg está un quiosco de helado. Está en el puerto de Smygehamn y tienen el helado mejor. Tienen muchas sabores diferentes y hay algo para todos. Mi helado favorito es daim o anciano y lemon. Un cono de helado con dos bolas cuesta más o menos 40 SEK, pero se obtiene mucho por el dinero. No solo tienen helado pero tienen refresco, dulces, patatas fritas, salchicha y hamburguesa.

En el puerto está algunas cafés también y la vista es bonita.

Durante los veranos el quiosco es una sitio muy popular y está una sitio aquí muchos jóvenes encontrarse, incluso si vives más lejos.

El quiosco sin embargo, solo abre en verano.

Mi sitio favorito en el verano es la playa Pärlan (La perla) en Beddingestrand. Beddingestrand es un pueblo casi cincos minutos de Smygehamn y veinte minutos de Trelleburgo. La arena de Pärlan es blanco y suave y durante días bonitos uno puede ver el fondo al mar. La playa y sobre todo al mar es algo que realmente me gusto. Böste, que es un pueblo más pequeño de Beddingestrand, tienen una playa muy bonito también pero la arena no es exactamente blanco pero es bonita y suave. La playa está detrás de todos las casas y sobre vas desde Trelleburgo, te estacionas justo después del pueblo y bajas al mar.

Claro que sí hay más playas en el municipio de Trelleburgo, pero estas son mis favoritas y son bonitas durante todo el año.

Texto por: Ebba Engström